MADERAS

ALGODÓN

LÁTEX

LANA

CRIM

Fibra de origen animal. Son los pelos largos y ásperos de la nuca y cola del caballo.
La crin de caballo está cosida encima de una funda de yute, con lo que se evita el desplazamiento de la misma.
Por sus características en dimensiones y fuerza de recuperación, dota al colchón de una especial plasticidad y un acolchado resistente, lo hace flexible. En su interior almacena una gran cantidad de aire, por lo que reduce continuamente la humedad que puede adquirir el algodón, creando un efecto autolimpiante y antibacteriano. Ayuda a mantener el calor.