Anterior

DESCANSO NATURAL

No es una idea nueva aprovecharse de las diferentes características de las fibras naturales. El Futon, el típico colchón japonés hecho de algodón esta en uso desde más de 2000 años y sigue teniendo mucha importancia en las casas y hoteles de categoría. Lana, crin, paja, etc., estaban durante siglos en uso en nuestras regiones para conseguir mayor comodidad en la cama.En nuestro mundo, tecnológicamente cada día mas perfeccionado, todavía no se han conseguido desarrollar fibras con las mismas calidades como la lana o el algodón. Además los productos sintéticos muchas veces son nocivos en el moment

o de su producción, mas tarde al desecharlo e incluso durante su uso pueden desprender residuos tóxicos volátiles. Esto perjudica el medio ambiente y en ocasiones incluso nuestra salud.Para regularizar la temperatura, absorber la humedad y amoldarse a nuestro cuerpo no hay nada más agradable que el algodón. La lana da más calor en invierno mientras la crin de caballo da más flexibilidad y airea el colchón. Para la firmeza y la máxima elasticidad puntual no hay nada mejor que el látex. Todo esto enfundado en telas de 100 % de algodón. Es nuestra idea de un colchón sano, agradable, y cómodo.Según las necesidades de cada uno en el descanso, el profesional debería aconsejar la mejor composición para su colchón individual. Que sea mas duro, que se amolde mejor o tenga más recuperación. Látex de más o menos densidad, el grosor de las distintas capas, todo esto influye.Nosotros consideramos como uno de los peores sistemas de descanso la espuma de poliuretano porque es una barrera de temperatura y de humedad. Calor, transpiración y sábanas húmedas son la consecuencia. Además la espuma de poliuretano tiene mucho menos elasticidad y pierde rápidamente la capacidad de recuperación. Otro caso es el colchón de muelle de baja calidad. Se hunde y se deforma como una hamaca y en casos extremos hace ruido y los muelles se clavan en el cuerpo. El colchón de muelles de calidad, ya no es barato y en nuestra época de telefonía móvil, televisores, satélites, etc., con su estructura alámbrica se comporta como una antena. Las telas sintéticas de las fundas de este tipo de colchones pueden provocar electricidad estática y tienen un tacto mucho menos agradable.La preocupación por la salud y el medio ambiente ha favorecido mucho todo tipo de materiales naturales y obliga cada vez más a los fabricantes a eliminar los elementos nocivos en sus productos. Esto demuestra que el consumidor puede influir con su elección en el futuro de nuestro planeta.